¿Estás listo para un imprevisto?

Dormía plácidamente cuando, a las 2am, sentí unos maullidos y un peso encima mio me despertó. En la obscuridad vi a mis dos gatos y algo blanco corriendo por todo el cuarto. Eso blanco cruzó velozmente por lo alto de toda la cortina… “una rata” pensé y, claro, me asusté. Salió tan rápido como entró. Para abreviar, no era una rata sino un gato callejero que entró por la puerta trasera de mi casa.

Es poco probable que te ocurra lo mismo que a mí, pero en tu empresa ¿vas a dejar la puerta trasera abierta? Es decir, ¿no vas a tomar previsiones ante probables imprevistos?

Se fue un trabajador y tienes fechas que cumplir con el cliente… ¡necesitas un reemplazo urgente! o se fue tu vendedor que estaba a punto de cerrar una venta… pero no tienes los datos del prospecto.

Podrías quedarte sin materia prima, robaron la computadora con toda tu información, ocurrió un corte eléctrico… ¡muchas cosas pueden suceder!

Dependiendo de tu giro de negocio y la experiencia que hayas tenido, o conozcas de otros, debes identificar los riesgos y los problemas que podrían ocurrir en tu empresa. Luego, junto con tus trabajadores, deben plantear soluciones que les saquen del apuro.

Acerca del autor

Raúl Leonardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *