Se fue mi vendedor y no sé qué negociaciones estaba haciendo

Pepe, en su negocio, administraba y vendía, además de otras tareas. En ventas, a Pepe le ayudaba Elena y lo hacía bien.
Pero, un día Elena tuvo una propuesta muy buena y renunció. A Pepe no le agradó la noticia, por que en realidad Elena hacía casi todas las ventas. El, con todas sus otras tareas, tenía poco tiempo para vender.
Elena se fue a los dos días.
A la semana, Pepe consiguió reemplazarla, contratando a Jorge.
Pepe creyó que lo peor había pasado, hasta que Jorge le pidió la relación de los actuales clientes y la de los potenciales clientes que había visitado Elena. Cuando Pepe escuchó esto último, se le pararon los pelos. No tenía registradas las ventas que estuvo trabajando Elena, ni de los clientes actuales ni de los potenciales. Recordaba algunos de conversaciones con Elena, pero no recordaba ninguno de los contactos y menos el avance de las negociaciones.

¿Te suena familiar esta historia? ¿Te podría suceder?
Es importante que tengas el control de la información que se genera en tu empresa, para evitar que te suceda algo similar.
Pepe debió definir un proceso para registrar todas las visitas y el resultado de cada de una de ellas.
Lo mejor es usar un software, porque, además de registrar las visitas, podrías conocer cuántas se hicieron por día, el porcentaje de visitas exitosas y mucha información útil para el vendedor y para ti.
Es importante que esta información NO esté únicamente en la cabeza de tus vendedores.

Si necesitas consejo, nosotros te ayudamos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>